HearthStone como embajador de Blizzard.

   Hace cuatro años que Blizzard lanzó Hearthstone, el juego de cartas basado en su juego más popular: World of Warcraft. Este TCG acumula doce expansiones, cinco campeonatos mundiales como e-sport y posee 1594 cartas coleccionables. Su éxito es incuestionable.

https://playhearthstone.com/es-es/expansions-adventures/kobolds-and-catacombs/

   Desde sus fases más tempranas surgieron razonables preguntas en torno su carácter free-to-play. Muchos jugadores temían, y no sin razón, que parte de la colección de cartas fuera de pago. Aunque ciertamente su primera expansión se podía conseguir de forma gratuita, sí que era tedioso conseguir setecientas monedas de oro. Y es que Blizzard es conocido por tener uno de los poco mmorpgs que cobra por tiempo de juego. Por suerte, Hearthstone abandonó las aventuras (así fueron llamadas las cuatro primeras expansiones) para pasar a conjuntos. Hecho que sirvió para hacer más creíble su faceta free-to-play.

   Hearthstone tiene algunos competidores serios, otros TCG, como Legends de Bethesda o Gwent de GOG Galaxy. Pero de momento nada apunta a que el embajador de Blizzard pueda ser desbancado. La popularidad de su universo, junto a su compatibilidad en dispositivos móviles y la cantidad de detalles in-game que lo hacen tan cercano, consiguen que Hearthstone invite a ver un Blizzard diferente al de hace muchos años.
Es un juego cuyo público objetivo no es tan grande como Overwatch, pero que ha conseguido allanar el camino al juego mentado. Todo ello de la mano de los que conocen Azeroth. Así, y sin competidores fuertes, este juego de cartas ha conseguido ser el enlace que buscaba Blizzard y no Heroes of the Storm. Más que nada porque a ver quién es el guapo que destrona a League of Legends.

A día de hoy, este juego puede presumir de buena salud. Su metagame es mimado con atención, más o menos, su afluencia de jugadores decae y abandonó sus aventuras sin sufrir pérdidas. Además su nivel competitivo es lo suficientemente popular. Sí, esto último es cierto. Thijs Molendijk, holandés dos veces campeón consecutivo de Europa, llegó al décimo puesto en los streamers más vistos de Twitch. Sí, un juego de cartas haciéndose asomando en los tiempos de Fortnite.

Thijs Molendijk.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *